A título de inventario: Ciuco Gutiérrez en Pozuelo

Quisiera dedicar este previsiblemente último post del año para traer a colación, a título de inventario, algunas notas sobre una exposición fotográfica a la que acudí hace ya algunas semanas en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Se trata de la muestra dedicada entonces a Ciuco Gutiérrez (Torrelavega, 1956) que, bajo la denominación de ‘Territorios poco explorados’, ofreció una pequeña muestra del personalísimo universo pictórico del fotógrafo.

“El fotógrafo ha dejado de llevar a sus espaldas la pesada carga de documentar la realidad”

Ciuco Gutiérrez (1995)

Alejado de convencionalismos y poseedor de un lenguaje propio alimentado por la ironía, la imaginación y un catálogo de efectos visuales que van desde lo paradójico hasta lo puramente lúdico, en Pozuelo se expuso una variada representación de su obra si no en cantidad, sí al menos en cuanto a representatividad de su trabajo. Y es que esta retrospectiva ponía en las paredes del Espacio MIRA algunas de las obras más recurridas de su catálogo y que han conquistado a público y al mundo del arte; de hecho, su currículo expositivo incluye desde salas de fotografía al uso como ferias de arte en las que sus imágenes adquieren un contexto más natural, incluso.

Porque el visitante, al menos el que no conociera su obra de antemano, no deja de sorprenderse por estar ante ‘cuadros’ en los que la fotografía es un medio que se pone al servicio del fotógrafo-artista para generar el mensaje que pretende. Así, fotomontajes, collages, o continuos juegos con el color -omnipresente- dotan a sus obras de una pátina traviesa en ocasiones, onírica en otras pero siempre sorprendente.

Como se lee en el catálogo de ‘Territorios poco explorados’ en palabras del comisario de la muestra, Jesús Cámara, “son imágenes que dialogan solas. Nada es más fácil que situarse ante una fotografía de esta exposición y dejar que hable, que nos cuente sus cosas. muchas, a buen seguro, las sentiremos como propias”, explica.

Realmente, todas las imágenes y objetos expuestos remitían a una realidad “que no existe”, que «tampoco es una realidad absolutamente real”, como se lee en otra parte del libro. El sentido de esta afirmación tiene mucho que ver con la inventiva de Ciuco Gutiérrez para generar las escenas y, lo más complejo, despertar en el espectador, la sensación de proximidad a lo que ve una vez superado el primer momento de estupor y extrañeza. Paisajes imaginados por el autor que, de alguna manera, conectan con los lugares que habitan en nuestra mente y que posiblemente no existan pero que se parecen mucho a los que imagina el que tenemos al lado.

La modestia del espacio no impidió una estructuración de la exhibición bastante efectista para abarcar las cuatro décadas de trabajo de Gutiérrez que se recorrían. Es un pequqeño catálogo que, ya a toro pasado, es irrecuperable en persona pero constituye un m,otivo para visitar su página web, en la que se amplía todo el material que se vio presencialmente. La pueden encontrar aquí.

Volviendo a lo tangible. La reseña de una exposición pasada tiene un doble motivo aquí. Por una parte, el recuerdo, el ‘yo estuve allí’ que no quisiera que se me escapara a la hora de dedicarle unas líneas al encuentro con esta muestra. Por otra parte, la de reivindicar y publicitar desde este modesto balcón la necesidad de programar exposiciones de este tipo en poblaciones periféricas de la capital que, si bien es cierto que suele tener una oferta nutrida y accesible, canibaliza todo lo referente al arte. Exposiciones como esta o como las que de vez en cuando se ven en otras ‘ciudades dormitorio’ son necesarias.

Y quisiera finalizar destacando otro aspecto que me sorprendió muy gratamente aquí en Pozuelo: la edición del catálogo a cargo del ayuntamiento, un libro de más de 90 páginas con una calidad estupenda y un tamaño aceptable que no había visto ni en otros municipios de la zona y que se conseguía de forma gratuita. Una excelente manera para fidelizar a los visitantes, ‘evangelizar’ sobre el mundo de la fotografía y sus nombres más destacados y de dejarnos con ganas de que la próxima no se haga esperar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s